4 de noviembre de 2007

Guillermo Vargas Habacuc es un costarricense que dice ser artista. El pasado mes de agosto hizo una exposición en una galería de Managua (Nicaragua); cazó a un perro callejero, lo ató con una corta cuerda a una de las paredes del local y lo dejó morir de hambre y sed. Según él, ese acto de cobarde sadismo es arte. Ahora este torturador ha sido invitado a participar en 2008 en la prestigiosa Bienal Centroamericana de Honduras. Hay una campaña internacional de recogida de firmas para pedir que se revoque esa invitación. Puedes firmar en www.petitiononline.com/13031953/ y, por favor, reenvía el mensaje a todos tus conocidos.

Gracias

Guillermo Vargas Habacuc is a Costa Rican who claims to be artist. The past month of August He made an exhibition in a gallery of Managua (Nicaragua), hunted a street dog, tied it with one short cord to one of the walls of the gallery and let it die of hunger and thirst. According to him, that act of cowardly sadism is art. Now this torturador has been invited to participate in 2008 in the prestigious Central American Biennial of Honduras.There is an international campaign to collet signatures to request this invitation to be retired.
You can sign in at www.petitiononline.com/13031953/ and, please, forward the message.

Texto: Pendientuda.

5 comentarios:

dikua dijo...

http://www.addthis.com/ esta es una dirección con la que puedes agregar el botón de add this que incluye del.ici.ous y otros más para que quién vea tu trabajo y guste de guardarlo o postearlo pueda hacerlo con mayor facilidad..espero te sirva.

Angelus dijo...

La fabricada indignación en masa o como culpar al que tenemos en frente: dos palabras sobre el caso Habacuc y su perro “Natividad”


Vamos a hablar clarito: Guillermo “Habacuc” Vargas recogió a ese perro de la calle, es decir, de tu sociedad. Vas todos los días caminando y ves millones de perros en iguales o peores condiciones y no se nos mueve un pelo.
Solo cuando un caso toma “notoriedad”, cuando se hace real mediante los medios o Internet (seguro que todos saben que el perro se llama Natividad y ya conocen su color de pelambre por las fotitos del blog) parece importarle a la gente.
En cambio cuando esta clase de escenas se nos presenta en un escenario más grande y que es propiedad de todos, que es el de la calle de todos los días, nos agarra una enorme tolerancia: el anonimato es una buena excusa para dejarnos vencer por la apatía o el cinismo. “Que le vamos a hacer ¿no?, así son las cosas”
Ahora bien, cuando sabemos que uno de esos perros se llama “Natividad”, cuando el que perpetró la supuesta tortura del animal tiene apellido, cuando cambiamos el escenario de la calle a uno privado como es una exposición artística donde no podés ocultar tu vista en ningún lado, nos alarmamos, nos indignamos, firmamos petitorios, condenamos al arte, etc etc.
¿No será que ahora se nos presenta la oportunidad perfecta para levantar el dedo y acusar y, de paso, lavarnos un poco la culpa firmando un petitorio por Internet que, dicho sea de paso, no tenemos la mínima certeza de que llegue a ningún lado?
Hoy me tomé 20 minutos para averiguar qué pasó con “Natividad”: hay varias campanas y no se sabe a ciencia cierta si lo alimentaban o no, si se escapó al tercer día de la exposición o si murió en el primero, no se sabe si lo tenían todo el día encadenado o solo las 3 horas que duraba su exposición”
Lo que sí se sabe con certeza implacable es que:
-Se movilizaron cientos de blogs y petitorios (711257 firmas, y sigue) para condenar a Habacuc.
-Se está haciendo hasta lo imposible para que no participe con otras de sus obras (no la del perro) en bienales internacionales.
-Se está gestionando todo lo posible para hacer una denuncia de peso.
No voy a entrar a juzgar si dicha obra es arte o no, es una cuestión compleja, lo que sí voy a señalar es cierta clase de hipocresía que existe en la sociedad.
Parece ser que hay un morbo “aceptado” y que está frente nuestras narices: al parecer no hacemos tanto quilombo por los miles de chicos menores de 10 años drogados y hechos una piltrafa que mendigan en las estaciones de tren, ¿no?
Al parecer hay un morbo “recreativo”: vemos con gusto películas del tipo “El juego del miedo 1, 2, 3, 4” y “Hostel” y hasta “La pasión de Cristo” y ni hablar de perdernos un capitulo de “Cuestión de peso” donde, gracias un régimen de expulsión semanal, vemos cómo los partipantes mediante presión psicológica y alimenticia, pierden cientos de quilos en una alocada carrera de apenas semanas.
Y hay un morbo “censurable” y careta, como el que le tocó en suerte a Habacuc. “¡Vamos, súbanse al tren de la acusación rápida y facilista, total ganamos seguro, si somos una bocha!”

Hoy mientras caminaba por la calle, miré a uno de esos perritos y venciendo un poco la repulsión que me provocan estos animales (soy un fóbico de posibles microbios) le ofrecí un alfajor, le di una palmadita en la cabeza.
Quizá no sea mucho, pero al menos si una obra artística me generó 60 minutos de reflexión y una acción concreta (nada de mails casi impersonales), tal vez valga la pena no apurar juicios tan a la ligera.

Angel Donaire

Angelus dijo...

Estoy de acuerdo en que no hay que torturar a ninguna forma de vida en nombre del arte. Pero tambien es cierto que todo este revuelo no es mas que una estafa mediatica. Hay RAZONES DE PESO para afirmar que el perrito ni murio ni se lo mato de hambre. He publicado una nota en mi blog tratando de aclarar todo este asunto. Por favor, si les interesa descubrir la verdad, dense una vuelta.

www.existeunangel.blogspot.com

LAWYER-PINZON dijo...

PRIMERO: ME PARECE MUY ESTUPIDO DEL TIPO ESTE QUE SE DICE ARTISTA DECIR QUE ESA ACCION RUSTICA, PEDESTRE Y SILVESTRE ES ARTE.
QUE NO MAMEEEE.
SEGUNDO: APOYO ROTUNDAMENTE AL COMENTARIO DE MAS ARRIBA ( EL DE ANGELUS ) PORQUE ES CIERTO Y SABIDO QUE DIA A DIA NOS PERCATAMOS DE DOCENAS O CIENTOS DE SITUACIONES QUE NO DEBERIAN DE EXISTIR EN UNA SUCIEDAD, PERDON SOCIEDAD Y EN CAMBIO NO HACEMOS NADA POR CAMBIARLAS NI TAMPOCO DE INFLUIR UN POCO EN ELLAS.
TERCERA: SI TANTO LES PREOCUPA ESE MALDITO PERRO ( CON EL DEBIDO RESPETO QUE ME MERECE EL PERRITO YA QUE TIENE VIDA Y NOSOTROS NO SOMOS DIOS PARA DECIDIR QUITARSELA), PUES EMPIECEN POR AYUDAR A SU PROJIMO A ESE JOVEN, NIÑO, ÑINA, ANCIANO, DROGADICTO A CUALQUIER EDAD, DE PERDIDA CON UN CONSEJO, UNAS MONEDAS O SI LES CUESTA MUCHO LO ANTERIOR PUES UNA PINCHE SONRISA BASTA. PERO NOOOO, AL VERLOS LOS IGNORAN COMO SI NADA PASARA.
NO SEAMOS TAN HIPOCRITAS ( COMO LO DICE ANGELUS) NOS FALTA VALOR PARA EN VERDAD EMPEZAR A CAMBIAR ESTE MUNDO, PONGAMONOS A ESTUDIAR, NO CRITIQUEMOS, NO ODIEMOS, NO SEAMOS CORRUPTOS Y ESTO VA A SER UN INICIO DE NUESTRA PERSONA PARA MEJORAR LO QUE SE PUEDA MEJORAR Y LO QUE NO PUES A LA BASURA.
ME AVERGÛENZO DE PERDER TIEMPO EN DECIRLES ESTO PORQUE SE QUE LES VALE MADRE AL IGUAL QUE EL MENDIGO PERRO MUERTO.
DESPIERTEN DE ESA NUBE QUE NO LOS DEJA VER LA CRUDA REALIDAD.
VAMOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS. DEJA DE LEER ESTO Y SIGUE TU VIDA, TU CAMINO Y TRATA DE SER MEJOR CADA DIA.
SUERTE.

ATTE: PINZON

Javier dijo...

Querido Angel Donaire:

Hay que tener un gran retraso mental para defender un acto macabro, sucio y vandálico como es el de atar a un perro VIVO y dejarlo MORIR DE HAMBRE.
Según tu, la gente no se inmuta por los perros abbandonados en la calle,no? según tu hay que dejarlos morir,no? yo conocco a mucha gente que tampoco se inmuta por los niños abandonados de Africa, así que ya sabes mándale un mensaje a tu amigüito Habacuc, diciéndole que puede coger a uno de estos niños, atarlo en una esquina y dejarlo morir de hambre, total """vas todos los dias caminando y ves millones de niños en iguales o peores condiciones y no se nos mueve un pelo""".
¿A ti quién te asegura que este perro iba a morir en la calle? ¿quién te asegura que si el otro macabro no lo hubiese secuestrado ese perro iba a morir? Estando en la calle ese perro tiene una oportunidad, una esperanza, puede ocurrir que le den de comer , que lo coja un niño, que lo lleven a una perrera y lo encuentre su anterior dueño, o que lo coja una ancianita que necesita compañía. ¿quién te asegura que no iba a cambiar el destino de ese perro? Igual hubiese muerto de todas formas, pero de eso nadie tiene la certeza, y habria sido mejor que el perro muriese en la calle estando LIBRE, que no atado a una esquina en un museo.
Nadie es nada para decidir cuando acabar con la vida de un ser vivo, NADIE, ni tu amiguito Habacuc, ni tu ni NADIE, y mucho menos en nombre del ARTE. Alguien que opina que eso es arte es que no tiene ni puta idea de lo que significa el arte.
Yo espero que el número de firmas llegue a ser incontable, y que condenen a ese sádico, o al menos que no le permitan el paso a ningún museo o cualquier evento relacionado con el arte nunca más.
También espero, Angel, que vallas al supermercado más cercano que tengas, y que te compres toda la moralidad, decencia, piedad y sentido común que puedas, porque se ve que ultima vez que fuiste la inmoralidad y la estupidez estaban de oferta.

Javier M.G.